Historias & Noticias

Especiales Mundo Seguro

Cambiaso: “Haber ganado con mi hijo fue un sueño”

El polista nos cuenta sobre su trayectoria y futuro del deporte, en un mano a mano con Mundo Seguro.

A Adolfo Cambiaso no le gusta mirar para atrás. “Hay que enfocarse en lo que viene”, dice. Y lo que viene son muchas cosas: para empezar, una nueva generación de polistas, un equipo de polo femenino que crece, y nuevas victorias por conquistar.

Es el as del polo argentino y una referencia mundial que a sus 21 años fundó La Dolfina, el club donde trabaja y disfruta de su pasión. Hoy, a los 48, sigue pensando en jugar y mira con orgullo a sus hijos que siguen sus pasos.

Desde hace una década cuentan con el acompañamiento de SANCOR SEGUROS como main sponsor en su objetivo de fortalecer el deporte a nivel nacional. 

La Dolfina, el equipo que fundó Cambiaso y cuenta con el apoyo de SANCOR SEGUROS.
La Dolfina, el equipo que fundó Cambiaso y cuenta con el apoyo de SANCOR SEGUROS.

¿Cómo describirías la evolución de La Dolfina en estos 10 años de colaboración con SANCOR SEGUROS?

El crecimiento fue increíble. SANCOR SEGUROS nos brindó una confianza tremenda porque no éramos lo que somos y ellos sí ya eran grandes, lo cual habla muy bien de ellos. Apostaron por nosotros y yo siempre voy a estar muy agradecido porque nos acompañan desde hace 10 años.

 

Comentabas que crecieron mucho, ¿cuáles considerás que fueron los logros más destacados en este tiempo?

En lo deportivo crecimos mucho desde que se fundó La Dolfina hasta el día de hoy. El club tiene un montón de actividades y se abrió al exterior; antes éramos un lugar chiquito de polo nomás. 

 

¿Cómo crees que influyó el sponsoreo de SANCOR SEGUROS en el desarrollo y en la profesionalización del polo en Argentina?

Siempre fueron importantes y me acompañaron en copas, eventos, remates. Nos ha ayudado mucho a crecer. Siempre han estado a favor de nuestra evolución y estoy contento con toda la gente que conocí ahí adentro que labura hace mucho tiempo. Fuimos creciendo a la par. Cuando miro atrás me doy cuenta de todo lo que crecimos juntos. 

 

¿Es loco mirar para atrás y ver todo lo que se fue construyendo?

Sí, totalmente. Yo trato de no mirar tanto para atrás porque me gusta seguir enfocado en lo que viene.

 

¿Cómo manejan en La Dolfina el proceso de cambio generacional? 

Es un cambio muy positivo. En este momento nosotros estamos atravesando ese cambio generacional que mencionás. Seguramente yo voy a terminar siendo coach y mi hijo “Poroto” (Adolfito) jugará con personas más jóvenes. Esa es un poco la idea. Lo bueno es que lo tenemos a él que tiene toda una carrera por delante como para que siga firme con La Dolfina. Y también tenemos el equipo de polo femenino donde juega mi hija, Mía, que para nosotros es muy importante.

La nueva generación de polistas y talentos.
La nueva generación de polistas y talentos.

¿Cómo ves el futuro del polo argentino con estos nuevos talentos?

El polo se va renovando y cada vez van apareciendo nuevos y mejores talentos. Creo que en todas las épocas hubo grandes jugadores y ahora también. Hay que estar preparados, seguir consiguiendo nuevos caballos para ser competitivos, haciendo bien las cosas y laburando lo mejor posible, tanto en el femenino como en el masculino.

 

¿Cuál creés que es tu papel en estos nuevos talentos?

En lo deportivo soy un poco el presidente, el que más o menos ocupa ese rol. Trato de estar en el detalle. Hoy me toca jugar todavía, pero en el futuro va a ser estar detrás de la parte deportiva. Seguramente cuando deje de jugar quizás tenga tiempo de ocuparme en otras áreas también.

 

¿Cómo ves el estado actual del polo en Argentina y qué medidas crees que pueden llegar a tomarse para fomentar el crecimiento y la participación a nivel nacional?

El polo crece increíblemente y La Dolfina por ahora es parte de los últimos 20 años: nunca dejó de estar en una final del Abierto de Polo, siempre fue protagonista y estuvo en un nivel deportivo muy grande. Creo que el polo depende un poco de las asociaciones y los presidentes que estén a favor de cambios para crecer, lo cual creo que está pasando. Siempre hay cosas para mejorar, pero van en buen camino. En general, el polo antes se jugaba menos y hoy se juega en muchísimos países. 

 

¿Percibís que hay una mayor proyección a nivel internacional?

Internacionalmente te diría que hubo un crecimiento increíble, en todos lados. Se han abierto a jugar en distintos lugares.

 

¿Qué sentís cuando mirás tu trayectoria?

Veo el crecimiento de mis hijos a través del polo o a través de La Dolfina y eso me emociona bastante. Ver a mi hija Mía y a Poroto jugar de la manera en la que están jugando es compartir una forma de vida que es muy linda. Es un orgullo ver dónde estaban mis hijos y dónde están hoy. 

 

Si tuvieras que pensar algún momento inolvidable de estos últimos años, ¿cuál sería?

En lo deportivo, haber ganado con mi hijo. Un sueño difícil de cumplir. Yo lo dije cuando él tenía 5 o 6 años y yo estaba lesionado: no creía que llegara a jugar con él. No solo llegué a jugar, sino que ganamos dos Hurlingham, el Abierto de Polo y llegamos a la final. Más que eso no se puede pedir. 

 

¿Qué les dirías a las nuevas generaciones de polistas?

Que trabajen mucho, que sean honestos, que, como todas las cosas, el polo se tiene que trabajar porque es una carrera más. Creo que muchos no lo toman como una carrera y ahí es donde se equivocan. Así como uno estudia abogacía, el polo también es una carrera y hay que tomarla como tal: con mucha dedicación y profesionalismo. Todo lo que hagas con profesionalismo será para lograr tus propias metas. 

#AdolfoCambiaso #Deporte #LaDolfina #Polo
x