Historias & Noticias

Tendencias

Cómo vivir la jubilación con plenitud

¿Es un tiempo de reinversión o de resignación? Claves para ser feliz después del retiro.

Con la jubilación comienza una etapa cargada de expectativas: “Ahora vas a tener más tiempo para vos”, “Ahora vas a poder hacer todo eso que tenías pendiente”, “Ahora vas a poder disfrutar más de la familia y los amigos”. La ilusión es mucha en esta instancia de la vida; sin embargo, no siempre se condice con la realidad: la falta de un propósito cotidiano hace que muchas personas tengan más pesares y que este período se les haga cuesta arriba.

 

“Cuando una persona se jubila, suele darse una especie de algarabía inicial, porque se experimenta mayor libertad. Sin embargo, con el correr de las semanas y los meses, se puede experimentar una sensación de nostalgia y desencanto, lo que conducirá a reajustar los ideales que se habían construido en un principio –puntualiza Mariana Alvez Guerra, psicóloga especializada en psicología cognitiva y psicología positiva–.  Algunos factores que pueden contribuir negativamente son la falta de proyectos personales, la presencia de alguna enfermedad, las dificultades económicas, el haberse visto obligado a jubilarse o el sentirse solo”. 

 

En ese sentido, fomentar vínculos positivos y construir un nuevo propósito vital puede potenciar el bienestar. “Todo sitio que les proporcione oportunidades para construir lazos sociales será bienvenido. A la vez, desarrollar una nueva actividad contribuirá a una sensación de mayor conexión con la vida. Debemos hacer hincapié en que pongan en juego las habilidades sociales y busquen espacios para compartir con otras personas”, detalla Alvez Guerra, directora del Centro Psicología Positiva Uruguay. 

 

Amén de los vínculos sociales, hay estrategias para que el adulto mayor trabaje consigo mismo: “Deben recordar sus fortalezas, ponerlas en juego y elegir labores alineados con ellas. Para eso, es fundamental que escuchen lo que realmente desean y conecten con aquello que han pospuesto por años”, profundiza la especialista. 

 

Cuando la salud o el bolsillo influyen

 

La pérdida de un salario estable y el hecho de percibir –muchas veces– una jubilación de menor valía, ubican a quienes se retiran en una situación de vulnerabilidad económica. Anticiparse a esa situación, a lo largo de la vida laboral, puede transformarse en una táctica muy poderosa.

 

Una buena alternativa es optar por un seguro como el que ofrece Prevención Retiro. Se trata de una herramienta financiera que, sin una alta inversión, asegura un ahorro para el momento en que uno elige retirarse de su actividad. Al tener el respaldo de SANCOR SEGUROS, quien opta por este servicio sabe que todos los fondos se invierten en instrumentos que generan la mayor rentabilidad posible. 

 

Tener mayor solvencia económica tiene una influencia directa en lo anímico, ya que es el medio para concretar objetivos que habían quedado postergados, como emprender un viaje, hacer reformas en el hogar o contribuir al estudio de los hijos o los nietos. 

 

Otra llave innegociable para emprender esos sueños relegados es gozar de buena salud. En ese aspecto, Alvez Guerra propone, por un lado, mantener el cerebro activado a partir de iniciativas como participar de talleres de gimnasia cerebral o aprender un nuevo idioma. Por otra parte, subraya como un ítem insoslayable respetar las horas de descanso: “Más allá de que se tenga libertad horaria, es conveniente forjar ciertas rutinas para cumplir con los ciclos del sueño. Eso permitirá organizar la mente para que estemos más lúcidos”. 

 

En esta misma línea, Alvez Guerra aconseja llevar adelante una rutina de ejercicios que sea placentera para poder mantenerla en el tiempo: “Hacer actividad física también será un buen predictor para una etapa más feliz. Los ejercicios de fuerza, la gimnasia en el agua, el yoga, el tai-chi o salir a caminar son prácticas muy recomendadas”. 

 

¿Qué podemos hacer para ayudar?

El entorno cercano cobra especial importancia luego del retiro laboral. Los hijos, los nietos, los amigos y hasta los vecinos pasan a ser esa compañía tan necesaria para que el cimbronazo de las “horas vacías” tenga el menor impacto posible. 

¿Qué podemos hacer para brindarles soporte, motivación y propósito? “Es fundamental acercarnos, escuchar, disfrutar con ellos cualquier tipo de actividad, ya que la soledad suele ser el principal factor de tristeza en esta población. Podemos incentivarlos a estudiar, a bailar, a escribir o incluso a anotarse en un voluntariado, que es una excelente forma de reactivar el sentido de servicio y activar actos de bondad que contribuyen tanto a la felicidad propia como a la ajena”, concluye Alvez Guerra.

#Jubilación #PrevenciónRetiro #Psicología #RetiroLaboral #SegurodeRetiro
x