Historias & Noticias

Tendencias

Construcción en seco versus construcción tradicional

Si tenés pensado construir, esta nota es para vos. Conocé las ventajas y desventajas de cada uno.

Si estás a punto de iniciar un proyecto de construcción o estás planeando una ampliación en tu casa, es fundamental elegir el método de construcción que mejor se ajuste a tus necesidades. Dos enfoques predominantes en la actualidad son la construcción en seco y la construcción tradicional. Acá te contamos en detalle cuáles son las características de cada uno. 

Ventajas y desventajas de cada sistema

En general, todas las personas tenemos una mínima noción o intuimos lo que es una construcción tradicional: ladrillos, cemento, hormigón, entre otras cosas. 

Pero… ¿Qué es la construcción en seco? También conocida como obra en seco, es un sistema de edificación que permite realizar cualquier tipo de construcción con elementos prefabricados sin el uso de mezclas húmedas. Muchas personas lo eligen actualmente debido a ventajas como la facilidad que presenta a la hora de construir y los plazos cortos de obra que precisa.

La arquitecta Mónica Magdalena dice: “La construcción en seco tiende a ser más rápida que la tradicional, ya que los componentes vienen prefabricados. Por eso no hay desperdicio y las obras son mucho más limpias y menos caóticas”. Esto hace a la construcción en seco sea muy popular hoy en día. 

Sin embargo, también tiene desventajas, que llevan a muchas personas a seguir eligiendo métodos tradicionales. Por ejemplo, la construcción en seco implica una inversión inicial más alta, ya que los materiales prefabricados de calidad son costosos y en Argentina hay menos oferta. Por otro lado, necesita de albañiles especializados, lo cual tampoco abunda. 

Mónica aclara también que hay que tener cuidado con la aislación hidrófuga, acústica y térmica. En la construcción tradicional esto se logra fácilmente con una doble pared y cámara de aire en el medio. En seco no es tan simple, sino que hay que poner distintos materiales entre las estructuras para lograr un aislamiento adecuado. 

Tipos de construcción en seco 

Sin embargo, a pesar de las limitaciones que mencionamos antes, muchas personas eligen el innovador método de construir en seco. Entre los tipos más populares se encuentran el Steel Framing, que utiliza perfiles de acero galvanizado para la estructura, proporcionando resistencia y durabilidad. El Drywall o placas de yeso, que consiste en paneles de yeso atornillados a una estructura metálica que conforman las paredes interiores y exteriores. Luego, la construcción en madera (también llamada “Wood framing”) es elegida por muchas personas que buscan una estética cálida, y se emplea madera tratada para la estructura.

Por qué elegir construcción tradicional

Si ninguno nos convence, siempre nos podemos inclinar por la construcción tradicional. Esta tiene más versatilidad en el diseño, lo cual le permite al plan arquitectónico ser más personal, ya que no hay que enviar previamente la estructura a fabricar, sino que se va construyendo en el momento. Como mencionamos anteriormente, sus estructuras sólidas proporcionan mayor separación del exterior. Mónica indica también que “puede ser más económica según el proyecto, porque se hace con materiales que están más al alcance y hay mayor mano de obra disponible”. Sin embargo, también hay factores en contra. Una construcción tradicional se prolonga más en el tiempo, porque hay que esperar el tiempo de fraguado y depende del clima para su continuación. 

¿Qué método es más sustentable?

En relación a la sustentabilidad, existen distintas perspectivas. La construcción en seco puede ser más ecológica que una construcción en cemento, ya que una casa construida mediante Steel Framing, por ejemplo, puede desmontarse y ser reciclada, en vez de tirarla abajo y simplemente desechar los escombros.  Sin embargo, para las estructuras hay que utilizar materiales no tan eco friendly, como el aluminio. En una construcción tradicional es posible usar materiales sustentables como el barro, fardos y arena. “Lo polémico es el cemento”, aclara Mónica. “Igual, hoy en día empiezan a existir materiales que lo reemplazan”, agrega. 

La arquitecta dice que para ella lo ideal es un mix: “Para ganar aislamiento prefiero hacer la estructura sobre una base tradicional, una estructura de hormigón que sostiene la parte en seco”. Como siempre, todo es cuestión de equilibrio. 

Una vez elegido el método de construcción, la obra comienza. Y en esta etapa es importante elegir una cobertura que asegure el hogar que tanto cuesta construir. Aunque puede parecer un gasto adicional, en realidad es una inversión en tranquilidad, ya que es clave contar con un seguro para proteger la propiedad y sus bienes muebles (y por lo tanto, las finanzas personales) en caso de imprevistos. 

En SANCOR SEGUROS contamos con distintas opciones personalizables según las propias necesidades y presupuestos, que podés cotizar online. Así, es posible elegir entre diferentes niveles de protección y coberturas adicionales, ya sea para una casa construida tradicionalmente o en seco.

#Construcción #Familia #Propiedad #Sustentabilidad
x